Cómo diseñar un plan para invertir en la Bolsa

Tener un plan o una estrategia ideal para invertir en la bolsa no es nada fácil. Sobre todo si somos principiantes pues no podemos evitar sentirnos temerosos de cualquier acción ya que el más mínimo error puede traducirse en grandes pérdidas.

Por eso en el siguiente post intentaremos enseñarte cómo diseñar un plan para invertir en la bolsa de valores, a fin de que vayas un poco más seguro.

Plan para invertir en la Bolsa

Debemos tener una visión a largo plazo cuando invertimos. Y si estás pensando en comerciar, o ya lo estás haciendo, aquí tienes una guía de 5 pasos que podrías considerar.

Tener un plan de inversión y negociación bien pensado

Creemos que tener un plan de inversión a largo plazo te ayudará a lograr mejores resultados. Aquí hay 4 cosas clave que debes saber sobre tu situación específica para ayudarte a construir un plan de inversión integral:

  • Objetivos de inversión.
  • Tolerancia al riesgo.
  • Horizonte de tiempo.
  • Situación tributaria.

Un plan de inversión bien pensado incorporará estos factores, lo que te permitirá encontrar la combinación de activos adecuada (es decir, los tipos y el porcentaje de acciones, bonos y otras inversiones que componen tu cartera) y estrategias para ayudarte a lograr tus objetivos de inversión.

Además, debes tener en cuenta cualquier circunstancia única que se aplique a tu situación específica. Dependiendo de tus objetivos, buscar orientación financiera profesional puede ser apropiado.

Pensamos que primero debes crear una cartera diversificada que se alinee con tus objetivos de inversión y restricciones de riesgo. No importa cuál sea tu edad o tus objetivos, creemos que la diversificación puede ayudarte a administrar el riesgo.

Investiga completamente tu idea y utiliza las mejores prácticas al hacer una inversión

Por supuesto, la diversificación no asegurará ganancias o garantías contra pérdidas. Aún necesitas hacer tu propia investigación, especialmente si estás invirtiendo o negociando por ti mismo. Así consideras los siguientes enfoques a la hora de investigar.

  • Búsqueda de nuevas idea.
  • Piensa en los fundamentos.
  • Incorpore los aspectos técnicos.

Plan de transacciones

Una vez que hayas realizado tu investigación y hayas identificado una oportunidad, junto con cualquier factor de riesgo único, a través de tu análisis fundamental y técnico, podrías considerar seleccionar una estrategia.

Esto puede abarcar desde la compra o venta de acciones, bonos, ETF, fondos mutuos u otras inversiones hasta la ejecución de estrategias más avanzadas, como la compra o la venta de opciones.

También es posible que desees incorporar un software de pruebas y pruebas de revisión para ayudar a encontrar fallas y tener una idea de los riesgos inherentes a una idea o estrategia comercial.

Este enfoque puede implicar probar estrategias a corto plazo, como las ganancias comerciales, o estrategias a más largo plazo, como la rotación del sector.

Al igual que necesitas evaluar los riesgos asociados con una oportunidad de inversión individual, también debes conocer los riesgos asociados con una estrategia particular.

Busca un buen corredor

Finalmente, una vez que hayas realizado toda tu investigación sobre un candidato de inversión y hayas decidido una estrategia, te toca ejecutar una operación.

Busca seleccionar un corredor que ofrezca las capacidades de negociación que necesitas, busca también la mejor plataforma de negociación con la que te sientas cómodo.

Controla tus posiciones y ajústalas según sea necesario

Debes verificar tus inversiones al menos una vez al año o en cualquier momento en que tus circunstancias financieras cambien significativamente.

Sin embargo, si estás realizando operaciones a corto plazo, debes supervisar tus posiciones con mayor frecuencia, dependiendo de tu horizonte de tiempo.



Leave a Reply