En qué deberías invertir durante una recesión En qué deberías invertir durante una recesión
Cuando la economía está en depresión, es natural que los inversores sientan curiosidad por saber cómo ganar dinero invirtiendo en una recesión. Si bien... En qué deberías invertir durante una recesión

Cuando la economía está en depresión, es natural que los inversores sientan curiosidad por saber cómo ganar dinero invirtiendo en una recesión.

Si bien ciertas inversiones, como las acciones, pueden ser más volátiles en un mercado a la baja, los inversores pueden beneficiarse de una recesión si siguen estas estrategias básicas y atemporales.

Gana dinero durante una recesión 

Procura aplicar las siguientes estrategias para ganar algo de dinero durante una recesión:

Continúa con el promedio de costo en dólares: La idea de promediar el costo en dólares, especialmente con acciones, es que generalmente se compran acciones a precios más altos cuando la economía es fuerte y a precios más bajos durante una recesión. A medida que compras más bajo, estás promediando el precio más bajo, lo que puede impulsar la rentabilidad a largo plazo.

Reequilibra tu cartera: cuando reequilibras, devuelves tu asignación de activos a tus objetivos originales. Por ejemplo, si tu asignación objetivo es 60% de acciones y 40% de bonos, es probable que tu asignación de acciones sea menor y tu asignación de bonos sea mayor durante una recesión. Cuando reequilibres tu cartera en este escenario, venderás bonos y comprarás acciones para volver a tu asignación objetivo.

Mantén una perspectiva a largo plazo: si estás invirtiendo en acciones o fondos mutuos de acciones, es probable que no necesites hacer retiros de tu cuenta de inversión durante al menos cinco a 10 años. Por esta razón, no debespreocuparte demasiado por las fluctuaciones del mercado a corto plazo.

No abandones tu estrategia de inversión durante una recesión

El hecho de que la economía esté en medio de una recesión no significa que debas invertir de manera diferente a como lo haces durante una expansión económica. Esta sabiduría se aplica tanto a los inversores a largo plazo como a los inversores a corto plazo o jubilados.

Inversores a largo plazo: si contribuyes con regularidad a una cuenta de inversión a largo plazo, no dejes de hacerlo durante una recesión. Además, si asignas la mayor parte de tu dinero a acciones, no persigas el rendimiento y vende las acciones que pueden estar bajando de precio, finalmente, compra bonos que pueden estar subiendo de precio. En pocas palabras mantén el rumbo. 

Inversores a corto plazo y jubilados: aunque puedes (comprensiblemente) sentirte incómodo con un mercado bajista, no te sientas tentado a vender tus acciones o fondos mutuos de acciones con pérdidas. Si necesitas ingresos en este momento, sería ideal tener dinero en una combinación de efectivo y bonos, de los cuales puedes sacar dinero mientras esperas que se recuperen los precios de las acciones.

Compra bonos y oro

Los precios de los bonos generalmente están aumentando durante una recesión, ya que la Reserva Federal está estimulando la economía bajando las tasas de interés y comprando bonos del Tesoro.

Con respecto al oro, dado que los inversores ven este metal como un refugio seguro, el precio del oro a menudo aumenta a medida que empeoran las condiciones económicas y del mercado. A medida que los inversores se sientan más cómodos volviendo a las acciones, es posible que vendan sus inversiones en oro, lo que hace que los precios del oro vuelvan a bajar.

Desde luego que siempre existirán riesgos a la hora de invertir durante una recesión económica. Cuando una crisis aparece se desconoce la fecha de término. Esto puede causar desesperación y la toma de decisiones algo volátiles.

Solo estrategias inteligentes te permitirán estar a flote durante una recesión, pero siempre es mejor morir peleando que quedar a esperar la muerte de brazos cruzados. 

Equipo Trading