Invertir en Bonos: Beneficios, Desventajas y Consejos Invertir en Bonos: Beneficios, Desventajas y Consejos
La mayoría de personas al menos una vez en la vida han pedido dinero prestado de diferentes formas, ya sea hipotecando su casa o... Invertir en Bonos: Beneficios, Desventajas y Consejos

La mayoría de personas al menos una vez en la vida han pedido dinero prestado de diferentes formas, ya sea hipotecando su casa o sencillamente pidiendo algo de dinero a un amigo.

De manera similar, las empresas, los municipios y el gobierno federal también piden dinero prestado, pero en sus casos lo hacen emitiendo bonos. Aquí te explicamos lo que necesitas saber para invertir en bonos.

¿Qué son los bonos y cómo funcionan?

Los bonos, también conocidos como instrumentos de renta fija, son una forma en la que una organización recauda dinero. Es decir que son utilizados por los gobiernos o las empresas para recaudar dinero pidiendo prestado a los inversores.

Digamos que tu ciudad te pide una determinada inversión de dinero. A cambio, tu ciudad promete devolverte la cantidad de esa inversión, más intereses, durante un período de tiempo específico.

En otras palabras, podrías comprar un bono de $10.000 a 10 años pagando un interés del 3%. Y tu ciudad, a cambio, se comprometerá a pagarte intereses sobre esos $10.000 cada seis meses y pasados los 10 años, te devolverá tus $10.000.

Tipos de bonos

Los tres tipos de bonos principales son:

Corporativos: Los bonos corporativos son instrumentos de deuda emitidos por una empresa con el fin de obtener capital para iniciativas como expansión, investigación y desarrollo.

El interés que ganas de los bonos corporativos está sujeto a impuestos. Pero para compensar esta desventaja, los bonos corporativos generalmente ofrecen rendimientos más altos que los bonos gubernamentales o municipales.

Municipales: Estos bonos son emitidos por una ciudad, pueblo o estado para recaudar fondos para proyectos públicos como escuelas, carreteras y hospitales.

Te ofrece una ganancia de intereses libres de impuestos, a diferencia de los bonos corporativos. Hay dos tipos de bonos municipales: obligación general e ingresos.

Los bonos de obligación le sirven al gobierno para financiar proyectos que no generan ingresos, como áreas de juego y parques; así que como están respaldados por plena fe, el emisor puede tomar las medidas necesarias para garantizar los pagos de los bonos, como aumentar los impuestos.

Mientras que los bonos municipales de ingresos pagan a los inversores con los ingresos que se espera que generen, y se consideran una buena forma de invertir en una comunidad al tiempo que generan interés.

Bonos del Tesoro: Los bonos del Tesoro o bonos T, son emitidos por el gobierno de Estados Unidos y por tanto se consideran libres de riesgos.

Sin embargo, los bonos del tesoro no rinden tasas de interés tan altas como los bonos corporativos; y aunque están sujetos a impuestos federales, están exentos de impuestos estatales y locales.

Otros tipos de bonos incluyen: los fondos de bonos, que son bonos mutuos que normalmente invierten en una variedad de bonos, como bonos corporativos, municipales, del Tesoro o basura. Y los bonos basura, que pertenecen a los bonos corporativos de alto rendimiento, pero que se clasifican por debajo del grado de inversión. 

Beneficios y desventajas de los bonos

Algunos de los beneficios de invertir en bonos incluyen:

Seguridad: Los bonos son una inversión relativamente segura, porque los valores no tienden a fluctuar tanto como los precios de las acciones.

Ingresos: Los instrumentos de renta fija ofrecen un flujo de ingresos predecible y le pagan una cantidad fija de intereses dos veces al año.

Comunidad: Al invertir en un bono municipal, puedes ayudar a mejorar un sistema escolar local, construir un hospital o desarrollar más espacios verdes en tu ciudad.

Diversificación: El mayor beneficio de invertir en bonos es la diversificación a tu cartera. A largo plazo, las acciones han superado a los bonos, pero si combinas ambos, se reduce el riesgo financiero.

Mientras que las principales desventajas de invertir en bonos son:

Menos efectivo: Deberás guardar tu dinero durante períodos prolongados.

Riesgo de tasa de interés: Debido a que los bonos son una inversión a relativamente largo plazo, enfrentarás el riesgo de cambios en las tasas de interés. 

Incumplimiento del emisor: Es un riesgo poco común, pero si un emisor incumple sus obligaciones, puedes perder el pago de intereses, el reembolso del principal o ambos.

Transparencia: Hay menos transparencia en el mercado de bonos que en el mercado de valores. Muchos corredores cobran precios más altos, y puede resultarte más difícil determinar si el precio que cotiza por un bono determinado es justo.

Rendimientos más pequeños: El retorno de la inversión será es sustancialmente más bajo que lo que sueles obtener con las acciones.

Consejos para invertir en bonos

Si estás interesado en invertir en bonos, aquí van algunos consejos:

Mantente al tanto de la fecha de vencimiento: Conoce la fecha de vencimiento, es decir, la fecha en la que se te reembolsará tu inversión. Es importante antes de comprometer tus fondos, saber cuánto tiempo estará atada tu inversión al bono.

Conoce la calificación del bono: Este es un indicador de solvencia. Significa que mientras más baja sea la calificación, mayor será el riesgo por incumplimiento y pérdida de la inversión. AAA es la calificación más alta y C o menos se considera un bono basura o de mala calidad.

Investiga el historial del emisor de bonos: Conoce los antecedentes de la empresa para tener una mejor idea de si te conviene la inversión. 

Considera los riesgos macroeconómicos: Cuando las tasas de interés suben, los bonos pierden valor. El riesgo de tasa de interés es el riesgo de que las tasas cambien antes de que el bono alcance su fecha de vencimiento. Pero dado que es difícil predecir cómo se moverán las tasas de interés, lo recomendable que es que te concentres en tus objetivos de inversión a largo plazo. El aumento de la inflación también plantea riesgos para los bonos.

Utiliza un corredor que se especialice en bonos: Si compras bonos individuales, respáldate con una empresa que conozca el mercado de bonos, encuentra profesionales confiables que te ayuden a abrir tu cuenta de corretaje.

Conoce las tarifas y comisiones: Pregúntale a tu corredor cuál es el desglose de las tarifas asociadas a tu inversión. 

Por último, otros consejos útiles incluyen leer el prospecto detenidamente (estudiar las tarifas y analizar exactamente qué tipos de bonos hay en el fondo) y respaldar tus objetivos de inversión más amplios. Para esto último, piensa en diversificar tu cartera y compensar tu inversión en acciones y otras clases de activos.

Equipo Trading