Trading de Futuros: Conceptos Básicos y Funcionamiento

Existen muchas maneras de hacer negocios y comercializar en estos días. En todas existen grandes riesgos pero también te pueden proporcionar grandes ganancias. Todo depende de cómo hagas las cosas.

Una de estas maneras es el trading de futuros, un método que se ha mantenido en constante crecimiento y que ha ayudado a miles de organizaciones a ganar dinero a montones.

Dale un vistazo a este post Trading de Futuros: Conceptos Básicos, y aprende todo lo que necesitas saber para empezar.

Es importante comprender primeramente que los contratos de futuros son acuerdos estandarizados que normalmente se negocian en un mercado establecido.

Una parte del contrato estandarizado acepta comprar una cantidad determinada de un producto subyacente o un índice de acciones, por ejemplo, y aceptar la entrega en una fecha determinada.

La otra parte acuerda proporcionarlo o realizar la entrega del activo subyacente. Dicho esto profundizaremos en qué es y cómo funciona el trading de fututos.

Qué es trading de futuros

Un trading de futuros, es un acuerdo para comprar o vender un activo o un producto subyacente en una fecha futura a un precio acordado y determinado en el mercado abierto en las bolsas de futuros.

Pero ¿cómo se invierte en la negociación de futuros? Simple, Aquí un operador puede iniciar una posición de futuros larga o corta según el movimiento previsto por el comerciante o especulador en el precio del contrato de la negociación. Esto se logra simplemente comprando, “prolongando” o vendiendo, “reduciendo” uno o varios contratos de futuros.

Al iniciar una posición larga, el operador está anticipando un movimiento ascendente en el precio del contrato de futuros. Lo contrario es el caso con una posición corta de futuros. El comerciante o especulador espera una acción de precio a la baja en el contrato de futuros elegido.

Además de quienes ofrecen coberturas comerciales, también hay personas que actúan como especuladores y que buscan obtener dinero de los cambios en el precio del contrato en sí, cuando se compran o venden a otros inversores.

Naturalmente, si el precio de un contrato de futuros determinado aumenta, el contrato en sí se vuelve más valioso, y el propietario de ese contrato podría, si así lo desea, vender ese contrato a otra persona que esté dispuesta a pagar más por él. Esto se conocería como una posición larga en un contrato de futuros en particular.

También es posible tomar una posición corta y especular sobre el precio del contrato de futuros subyacente bajando y compensando la posición mediante la compra del mismo contrato exacto en el mismo intercambio con la esperanza de obtener una ganancia en el cambio de precio.

Estos contratos de futuros no solo se compran y venden en un solo segmento de mercado, sino en casi cualquier activo que se negocie comúnmente.

Los productos básicos en sí representan un gran porcentaje del mundo de futuros: los contratos de futuros se emiten sobre muchos activos subyacentes: huevos, gasolina, etanol, madera, índices de acciones, contratos financieros y metales preciosos.

Todos estos productos tienen contratos de futuros estandarizados y los especuladores y comerciantes están constantemente buscando oportunidades de lucro,

Conceptos Básicos

Como dijimos arriba, los mercados de futuros de productos básicos no se tratan simplemente de huevos, maíz y soja. Evidentemente podemos negociar índices de acciones y contratos de futuros sobre instrumentos financieros.

Sin embargo, algunos operadores comercializan estos productos en gran medida debido al mayor potencial de apalancamiento que podrían obtener al negociar estos instrumentos directamente en los mercados de acciones del mundo.

El apalancamiento en los mercados de futuros se denota por la posición sustancial que puede iniciarse en una materia prima subyacente al tiempo que ofrece una cantidad relativamente pequeña de margen de efectivo.

Un comerciante o especulador debe ser consciente de las implicaciones que tiene esta espada de doble filo: mientras existe el potencial de mayores ganancias, también lo hace el mayor riesgo de grandes pérdidas en los mercados de futuros de productos básicos.

La comprensión del apalancamiento y los riesgos inherentes a él, es primordial antes de iniciar cualquier posición en los mercados de futuros de productos básicos.

Nadie puede pretender saber cómo funciona el comercio de futuros sin un firme control mental sobre estos importantes mecanismos básicos de comercio de futuros.

Cómo funciona el trading de futuros

Puede parecer confuso cuando estamos aprendiendo a negociar futuros y escuchamos sobre contratos, fechas de entrega o vencimiento, por lo que aquí te dejamos un ejemplo de cómo el comercio de futuros realmente funciona para los especuladores.

Para este ejemplo usaremos un producto tan simple y básico como lo es el jugo de naranja.

Imagina que eres un comerciante de futuros quien además sabía que en 2016 Brasil, el mayor productor de zumo de naranja del mundo, tenía problemas de suministro debido a una sequía y en los Estados Unidos, una plaga en los cítricos estaba causando problemas con la cosecha de naranjas de Florida.

Al ver esto denotas inmediatamente que una disminución en la oferta sin una gran caída en la demanda hará que el precio suba. Tu estrategia comercial te hace entonces comprar la ruptura de la línea de tendencia debido al aumento esperado en el precio.

Tu cuenta de corretaje tiene fondos suficientes para cubrir el margen de $1000 dólares requeridos para un contrato de futuros de 6.800 kilos de sumo de jugo de naranja.

El precio sube a tu favor y continúas manteniéndote así hasta que tu estrategia te hace salir justo antes del colapso de los precios.

El comercio de futuros implica un alto grado de riesgo. Por tanto comercializar de esta manera significa que debes tener una fuerte motivación y ser un emprendedor enérgico, ya que hay muchas cosas que debes hacer para tener la mejor oportunidad de éxito en este negocio.

Ya sea que estés mirando a los futuros mercados de productos básicos, futuros sobre divisas o futuros sobre índices bursátiles, el único verdaderamente responsable de su propio destino eres tú.

Por consiguiente, asumir la responsabilidad de tus decisiones comerciales es un factor realmente importante cuando realizas transacciones de esta manera aislada.

Sin duda puede resultarte difícil al principio. Sin embargo, el comercio de futuros es un negocio en auge. Muchas empresas ofrecen acceso a intercambios y productos de futuros en todo el mundo.

El nivel de sofisticación de los productos en oferta está mejorando rápidamente y el estándar de conectividad a Internet disponible para un cliente minorista supera con creces lo que era.

Si eres un trader del día (day trader) y quieres comenzar, comerciar futuros, te podemos asegurar que es un enfoque inteligente y es una industria en constante evolución. Si lo haces bien tendrás muchos beneficios.



Leave a Reply